Terapia

El sábado pasé la tarde con I, una estupenda tarde de terapia, de Rooibos y conversación.
 
Me gusta hablar con I porque siempre encuentra puntos de vista sobre las cosas que casi nunca nadie suele encontrar. Tendrá algo que ver todos los años que lleva escuchando a las personas. Nos contamos nuestras penas y analizamos cómo nos afectan a nuestras vidas, llegamos a la conclusión de que a ambos nos gustaría que todo fuera más fácil y que para que los problemas se arreglen o las situaciones se desbloqueen siempre es necesario que pase el tiempo. Y en eso estamos. 
 
No contenta con tratarme a cuerpo de Rey aún tuvo tiempo de regalarme mi primera sesión de Reiki. Y no se si será sugestión o qué, dejemos que el tiempo lo confirme, pero hoy me he levantado pronto, descansado y bastante activo. Luego me he cascado un partidazo y he marcado uno de los mejores goles que he marcado en mi vida (está mal que yo lo diga, pero es que ha sido así). Por cierto hemos ganado 5 a 3.
 
Me apetecería poner una vez más Como un fan de La Casa Azul (seguro que a I le gustaría ya que la hemos convertido en una fan más) y que es la canción que define mi modo de ver la vida (según un tonti-test que me han mandado por e-mail, M&M, quien lo iba a imaginar).
 
Sin embargo voy a poner a un grupo que creo que no he puesto nunca y que está muy bien, Tachenko. Las dos canciones son buenísimas, la versión acústica de entrada de artistas y El problema, que sonaban en los cada vez más lejanos tiempos del Dr.Livingstone (esto me recuerda que tengo pendiente unas cañas con Isa y Jesús). 
 
 
 
Tachenko – Entrada de Artistas
 
Sí que empezamos bien,
y viajeros al tren.
Lo que me quitáis, luego me lo dais,
¿o es que acaso no lo veis?

Y me vuelve a pasar
cuando vuelvo a mirar.
No he perdido el don, mi mejor canción
pronto la regalaré.

Y ahora lo único importante es pasarlo bien
(que el partido está perdido ya lo sabéis).
Vuelves, quieres que te diga que eres un diez,
que no encuentras la salida y vamos a ver.

¿Quién te puede enseñar
a vivir otra vez?
Yo en mis cálculos rompo el círculo,
nunca me acostumbraré.

¡Vamos, quiero conocer la parte de atrás!
No te enfades, no te agobies, das para más.
Yo he perdido la cabeza, y ya me da igual
porque igual sueño contigo hasta despertar …
porque igual sueño contigo hasta despertar …
porque igual sueño contigo hasta despertar …

 
 
 
 
Tachenko – El problema
 
Pero qué más da,
me preguntarán
si te espero aún,
si te quiero aún.
Sabes bien que sí,
no preguntes más
y acostúmbrate,
esto va a estallar.

Para mí no existe el problema,
sólo así merece la pena.
¡Vaya salto!
¿Qué adelanto
si después no sé qué hacer?

Dejaré las puertas abiertas,
sólo quiero verte despierta,
caminando,
practicando
o acordándote de mí.

Acostúmbrate,
esto va a estallar.

Para mí no existe el problema,
sólo así merece la pena.
¡Vaya salto!
¿Qué adelanto
si después no sé qué hacer?

Dejaré las puertas abiertas,
sólo quiero verte despierta,
caminando,
practicando
o acordándote de mí.

 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s