Que las flores bailan

Estoy de vacaciones desde el viernes pasado, pero como sigo con catarro y el talón hecho un asco no se si me animaré a ir a algún sitio.
 
El domingo empatamos otra vez, metí dos goles, algo que casi se me había olvidado, porque este año con las piernas tan hechas polvo no es que haya metido muchos. Estoy esperando a que me den cita con el fisio a ver si me dice que tengo en el talón.
 
También hoy espero noticias desde el trabajo, hoy es la junta y se supone que decidiran si seguimos como hasta ahora o por fin se prepara un cambio.
 
Hoy pongo mi canción favorita del nuevo disco de facto de la fé y las flores azules.
El 22 de Mayo tocan en la Sala Heineken de Madrid, ¿Alguien se apunta?
 
 
 
Creo en la paciencia,
temo la palabra,
odio la mentira
siempre por la espalda.

Creo en la paciencia,
temo la palabra,
odio la mentira
siempre por la espalda.

Creo que te entiendo.
¿Esto es lo que opinas?
¿Sabes lo que siento
en tu pensamiento?
¿Crees en las promesas?
Son sólo palabras.
Yo creo en los actos,
el acercamiento.
Bésame si miento,
dame tu saliva.
Vives mi deseo
siempre de escondidas.
Aquí la palabra
en segundo plano,
sientes el aroma.
Vida, escucha, mira.
Veo la salida
siempre afirmativa,
caminaré ciego
porque sé que miras,
porque sé que miras,
porque sé que miras.

A-f-a-s-i-a.

Dime con tus dedos
que no habrá más peros,
que siempre seremos
mientras nos toquemos.

Dime con tus dedos
que no habrá más peros,
que siempre seremos
mientras nos toquemos …

Dime con tus dedos
que no habrá más peros,
que siempre seremos
mientras nos toquemos.
Luz entre las ramas,
seis de la mañana,
llegan los colores,
nacen las fragancias.
Dime esa palabra
que tus ojos cantan
como fluye el viento,
como corre el agua
entre las montañas.
Bésame los labios,
tócame la cara
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma,
que me tiembla el alma …

Poseía poesía,
caminaba, componía,
comparaba concentrada.
Si buscaba, encontraba.
Contaba y cantaba
cantando, hablando.
¿Y quien canta aquí,
tú a ella o ella a ti?
Es un simple gesto,
quién lo siente,
quién lo haría,
un terrible amo,
un magnífico criado.
¿Sientes lo que expreso?
Espero que sí.
H-j-calma,
contemplad a las flores,
que las flores bailan,
contemplad a las flores,
que las flores bailan,
que las flores bailan.

Sueñan que vuelan
a las almohadas,
tantas hermosas,
sobran palabras.
Todo se inflama,
tantos tobillos.
Te tengo atada.
Dime cariño.
Creo que siento
que se nos para,
críos que sueñan,
sueñan que vuelan,
sueñan que vuelan
a las almohadas,
tantas hermosas,
sobran palabras.

No tengo a donde ir,
así que iré a cualquier lugar,
a cualquier lugar
porque no tengo a donde ir.

No tengo a donde ir,
así que iré a cualquier lugar,
a cualquier lugar
porque no tengo a donde ir …

 
 
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s