Ficción

Esta noche he visto Ficción, de Cesc Gay.
Soy al único de los cuatro que hemos ido a verla que le ha gustado.
De hecho a los otros tres no les ha gustado nada.
 
Seguramente alguien me ‘mate’ por decir esto, pero salvando las distancias, la historia de amor me ha recordado a la de una de mis películas favoritas, In The Mood For Love (Deseando amar) de Wong Kar Wai. También el tempo y la estructura me han recordado en alguna ocasión a las películas de Wai. De hecho creo, que nos resulta más sencillo observar este tipo de historia en un contexto culturalmente más ajeno a nosotros que si lo encontramos de manera tan cercana y real como ocurre en Ficción.
 
La película es sobre todas las cosas una historia de amor.
Es una historia de amor reprimido, de miedo a asumir los propios sentimientos y de cierta cobardía para afrontar la realidad. 
 
Es la historia de dos personas que parecen tener vidas tranquilas y moderadamente felices, que han llegado a un equilibrio emocional, que sin ser perfecto, es agradable y llevadero. Qué se encuentran casi por casualidad y que paulatinamente se van enamorando. Se enamoran por medio de los silencios compartidos, de sus conversaciones intrascendentes, de muchos pequeños detalles, de las miradas, e incluso del torpe flirteo que mantienen.
 
Ambos son conscientes de que la vida ha unido sus caminos tarde. Y son incapaces de dar un paso más, el definitivo,  en la obvia historia que están viviendo. Evitan casi por completo el contacto físico, como si el hecho de tocarse dejase ver al otro lo que realmente están sintiendo.
 
Es una historia de lo que pudo ser y no fue, una historia que todos alguna vez hemos vivido.
 
Creo que seguramente todos, en algún momento,  hemos tenido miedo a lo que pudiera pasar y hemos preferido dejarlo estar. Y seguramente al igual que los personajes de la película ha aparecido alguien en nuestras vidas, totalmente inesperado, que ha modificado nuestros esquemas y de quien nos hemos ido enamorando por muchos pequeños detalles, ya sea perdidos en un refugio de montaña o hablando durante horas en un coche. Alguien de quien quieres conocer más y al que inevitablemente buscas para pasar todo el tiempo posible a su lado porque no sabes cuando será la última vez que lo veas.
 
Todo el mundo se asusta cuando puede quebrarse el equilibrio que ha alcanzado en su vida. La mayoría de las personas somos por naturaleza conservadores y cualquier cambio que no podamos controlar nos crea cierto desasosiego e incertidumbre. Y eso provoca que, a veces, uno no exprese lo que realmente siente, que reprima sus sentimientos de forma consciente o no y que en última instancia todo eso no sea más que un inutil intento de protegerse a uno mismo.
De algún modo me he identificado con el personaje principal, quizá será que los miedosos (o cobardes) nos entendemos, y entendemos lo que cuesta mantener una mirada o una caricia cuando puede hacer tambalear el tranquilo equilibrio que hemos alcanzado.
 
Sin querer desvelar el final de la película, me alegra comprobar como, a pesar de todo, siempre existe la posibilidad de que lo que pudo ser, sea.
 
La canción que acompaña a este extenso comentario es la canción con la que termina la película. Aunque ahora mismo estoy escuchando la banda sonora de 2046 también de Wong Kar Wai.
 
 
 
Nick Cave And The Bad Seeds – Nature Boy
 
I was just a boy when I sat down
To watch the news on TV
I saw some ordinary slaughter
I saw some routine atrocity
My father said, don’t look away
You got to be strong, you got to be bold, now
He said, that in the end it is beauty
That is going to save the world, now
 
And she moves among the sparrows
And she floats upon the breeze
She moves among the flowers
She moves something deep inside of me
 
I was walking around the flower show like a leper
Coming down with some kind of nervous hysteria
When I saw you standing there, green eyes, black hair
Up against the pink and purple wisteria
You said, hey, nature boy, are you looking at me
With some unrighteous intention?
My knees went weak,
I couldn’t speak, I was having thoughts
That were not in my best interests to mention
 
And she moves among the flowers
And she floats upon the smoke
She moves among the shadows
She moves me with just one little look
 
You took me back to your place
And dressed me up in a deep sea diver’s suit
You played the patriot, you raised the flag
And I stood at full salute
Later on we smoked a pipe that struck me dumb
And made it impossible to speak
As you closed in, in slow motion,
Quoting Sappho, in the original Greek
 
She moves among the shadows
She floats upon the breeze
She moves among the candles
And we moved through the days
and through the years
 
Years passed by, we were walking by the sea
Half delirious
You smiled at me and said, Babe
I think this thing is getting kind of serious
You pointed at something and said
Have you ever seen such a beautiful thing?
It was then that I broke down
It was then that you lifted me up again
 
She moves among the sparrows
And she walks across the sea
She moves among the flowers
And she moves something deep inside of me
 
She moves among the sparrows
And she floats upon the breeze
She moves among the flowers
And she moves right up close to me

 

 
"De vez en cuando es bueno enamorarse un poco"

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s