La Boda

Este fin de semana se han casado unos amigos, Yiyo y Elena.
La boda ha sido en Ribadesella (que bonita es Asturias) y lo hemos pasado en grande.
 
Me ha pasado de todo (voy a enumerar, que a mí también me gusta enumerar):
 
– Un viaje de ida de más de 10 horas, dejando el coche averiado en León y terminando el viaje en taxi.
– Una primera noche de copas nada más llegar (no tengo fuerza de voluntad).
– Nos encontramos a Pepu Hernández en la entrada del bar ‘El Río’ tomando un café y leyendo el periódico.
– Visita a Cangas de Onís y Covadonga (que de gente y que bonito).
– Comida de raciones ‘generosas’ y sidra en abundancia.
– Nos encontramos de nuevo a Pepu, en la misma posición, tenemos dudas de que fuera un ‘muñeco’.
– Una ceremonia con gaiteros incluidos y todo el pueblo en la entrada de la iglesia (parecíamos famosos, jajaja).
– Un paseo por la playa.
– Una cena estupenda, copas hasta las tantas y como no, el chipi-chipi (al final tendremos que sacar disco).
– Unas risas con las amigas del Yiyo y cuando te das cuenta ya es otro día.
– Desayunar, retirarme de la conducción y hacer la maleta, todo, con los ojos cerrados (no soy persona).
– Pasamos por última vez por delante del bar ‘El Río’ para comprobar si seguía Pepu, ya no estaba. Lo habrán metido dentro, que estaba lloviendo y se podía estropear.
– Viaje de vuelta, cabezadas a punto de la rotura de cuello, el simpático GPS, bocatas de tortilla de media barra y a casa.
 
No ha estado nada mal, ahora a descansar, y la canción como no podía ser otra.
 
Astrud – La Boda
 
 ¿Cómo que os vais a casar?
Pero, ¿qué estás diciendo?
No puedo creer que sea verdad,
claro que estoy contento.
 
Ya verás,
cuando se lo diga a los demás.
No quiero ni imaginar
la cara que pondrán.
Se van a quedar de piedra,
yo prefiero no estar cerca.
 
No os caséis, no os caséis,
vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis,
demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis,
ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis,
si total os da lo mismo.
 
Va a haber que reconocer
que todo esto se acaba.
Y ahora cómo vamos a fingir
que no ha cambiado nada.
 
Y además,
¿cómo querréis que os llamemos?
Señor y señora,
no me hagas reír.
Visualiza esas palabras
en el buzón de tu casa.
 
No os caséis, no os caséis,
vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis,
demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis,
ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis,
si total os da lo mismo.
 
Y encima querrás
que cantemos en la iglesia,
y en la fiesta, y además
que vayamos en frac,
y la camisa de gemelos o botones,
y chaleco y los zapatos mocasines o cordones.
 
No os caséis, no os caséis,
vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis,
demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis,
ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis,
si total os da lo mismo.
 
No os caséis, no os caséis,
vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis,
demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis,
ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis,
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s